AQYN, nº 5: unos días más otros días menos

miércoles, 22 de febrero de 2012 1 comentarios


Click en la imagen. Descarga y lleva


unos días más otros días menos

ahora entiendo cómo me duele esto
me he subido al borde
a las alturas de la brisa
y no puedo abrir los ojos ni gesticular
porque todo lo que está afuera es más fuerte que yo
y me tengo que dejar y aceptar
con orgullo y café
dos auxilios que no me hubieses creído
pero quienes me han visto llorar me dicen que puedo
mientras yo niego con la cabeza en velocidades lamentables
porque unos días más y otros días menos
si tiene que ver contigo no tengo centro
no tengo punto medio el equilibrio
es difícil y me someto a ser un árbol
que crece comprende y mira
cómo contribuye con una suerte de orden
_que no está cerca de ti porque en caos tampoco me acerqué
y me pregunto
¿dónde estás ahora?
¿dónde estuviste siempre?
mientras yo me quedaba y decía todo lo que ahora me alivia
porque saber que fui clara
que me porté como dinamita
es mi alivio es mi consuelo es lo único que tengo
si el detenimiento es destino o es castigo
y no puedo volver a desentenderme de esta paz
que es el alma del cuerpo que se encerró en una habitación
y se dejó morir queriéndote como si fuese navidad
y tu rendición fuese lo único deseado y ahora
que unos días más y otros días menos
te extraño y te quiero o me acuerdo de cómo te quería
o me muero de miedo
porque este detenimiento no puede ser solo mío
te lo presto porque no tengo a nadie con quien quejarme ya
y si te vas demasiado dónde voy a ir a disculparme
cuando pueda vencer a todo lo que afuera es más fuerte que yo
detenerme
es el precio
es el castigo que yo me puse y que voy a pagar
hasta que pueda vencer mi paraplejía
escribir
algo
aunque sea tuyo
pero escribirlo sin hacerme este desastre
que terminará si encuentro el centro

me dijiste que no me harías llorar
pero quienes me han visto llorar
saben que lo has hecho.


_______________
Notas de la autora:
 
Conjunto A: La naturaleza de este blog es, naturalmente, artificial. Conjunto B: Quiero decir con lo anterior que este blog, de blog no tiene nada. La generación de contenido fue maquinada previamente. No hay inmediatez emocional. Conjunto A-B: Todo lo anterior me ha hecho sentir un poco incómoda. Vengo al blog y me entra frío. Por eso siento la necesidad de hablarles antes del delivery poético. Les voy a contar un secreto: He estado escribiendo poemas. Estoy indetenible. Feroz. Absolutamente desbocada. En consecuencia supongo que esto, inevitablemente, engordará.
Otro asunto:

De repente, he comenzado a tener un sueño repetitivo en el que salgo de mi cuarto y soy una mujer muy flaca, de esas con tetas pequeñas como haladas por pinzas invisibles. Muslos, casi esqueléticos. De culo, nada. Se siente divina tanta conciencia del hueso. No sé. Fumo y llevo un café. La flaca ha estado borracha o insomne. Voy a la cocina y me devuelvo sin nada. Voy a la cocina y me devuelvo varias veces. Nunca, en el sueño, puedo ver mi cuarto. Solo aparezco por el pasillo y ando. Llevo el cabello cuadrado y casi corto. Me paro en la cocina y me toco el cuello. Tengo las manos infinitas, como siempre. En el sueño, solo visto una franela gris y pantaleta. Esa mujer soy yo pero no puedo entrar a ella ni a mi cuarto porque estámos buscando una idea que no encuentra.
Como ejercicio, he comenzado a ir a la cocina y volver sin nada. A modo de estímulo mental, me llevo los dedos a los labios como si sostuviese un cigarro. A veces, aspiro.
Obviando la locura, no hay novedades.

1 comentarios:

Publicar un comentario